miércoles, 31 de octubre de 2018

LOS AUTOBUSES URBANOS DE BURGOS



Venimos glosando episodios gloriosos de nuestra historia burgalesa, sin embargo, existen otros más recientes que tampoco deben ser pasados por alto ya que forman parte    de nuestro patrimonio histórico contemporáneo.  

En estas fechas de Octubre de 1952, llegaban a Burgos los dos primeros autobuses urbanos y aunque anteriormente habían existido ambiciosos proyectos como el de dotarnos de un tranvía, que como es sabido fueron infructuosos.




Posteriormente fueron utilizados los llamados “coches de línea”, que en su trayecto hacían parada en alguno de nuestros actuales barrios que por entonces aun eran pueblos, e incluso se llegó a utilizar de forma publica la llamada “diligencia militar”, una especie de ómnibus tirado por caballerías que unía el centro de Burgos con la Residencia de Oficiales y que era aprovechado en su trayecto por algunos vecinos.



Así pues, aquellos dos primeros Autobuses Urbanos como tales, llegaron a nuestra ciudad de la mano de la Caja de Ahorros Municipal y dentro de los servicios de esta entidad financiera estuvieron funcionando varios años, siendo, hasta no hace mucho tiempo, habitual en Burgos, que la gente se refiriera a ellos como “Los Autobuses de la Caja”, situación ésta que permaneció hasta que el Ayuntamiento fue capaz de crear su propio Servicio de Autobuses, traspasando parte del personal y unidades que venían prestando este cometido.


    LOS AUTOBUSES DE LA CAJA EN LA CALLE VITORIA




Aquellos dos primeros autobuses citados, como alguno aun tal vez recordará, habían llegado desde Inglaterra, por lo que aun tenían el volante a la derecha, y habían sido recogidos en el Puerto de Bilbao por Don Teodoro García Lara, padre de quien esto suscribe, y que por entonces era el Primer Inspector Jefe del Servicio de Autobuses Urbanos de Burgos.


DON TEODORO GARCÍA LARA, PRIMER INSPECTOR     JEFE DE LOS AUTOBUSES URBANOS DE BURGOS



 Las dos unidades fueron traídas por carretera a Burgos, en una complicada travesía dado que el desarrollo de marchas estaba conformado para el uso urbano, y aun teniendo que vencer serias dificultades climatológicas por el Puerto de Orduña, siendo conducido el primero de ellos por el citado Inspector Sr. García Lara.


Ya en Burgos, ambos vehículos fueron matriculados,  correspondiéndoles las matriculas de Burgos; 4.113 y 4.114, pasando de inmediato a realizar su primer servicio el Día de los Santos de 1952, en viajes continuos hasta el Cementerio de Burgos, tanta era la afluencia de viajeros que querían celebrar el novedoso servicio aunque alguno tal vez se quejara     del importe del trayecto, que quedaba fijado en una peseta.

 EL SEÑOR GARCÍA LARA DISPUESTO PARA CELEBRAR EL DÍA DE SAN CRISTOBAL DE 1953

No hay comentarios: